Aterrizaje y cuidado

Problemas de cultivo de fresas

Pin
Send
Share
Send


Las fresas de jardín, a menudo llamadas fresas de los residentes de verano, es una planta perenne que tolera el frío del invierno y el calor del verano. Por un lado, para hacer crecer esta cultura en su sitio, es suficiente preparar las camas y colocar material de siembra en él. Sin embargo, por otro lado, ¡no todo es tan simple!

A lo largo de la temporada de crecimiento, las fresas están expuestas a muchos peligros: ataque de plagas, infección con virus y hongos. No menos fatal para ella es la falta de nutrientes. Todos estos problemas pueden negar los esfuerzos del jardinero y reducir repetidamente el rendimiento.

Cómo reconocer que las fresas están enfermas

Una fresa saludable siempre es diferente de la que representa una plaga o microflora patógena. Es posible reconocer que algo está mal con los aterrizajes por varios signos:

  • un cambio en la forma de las hojas: torciendo, disminuyendo o aumentando la placa, su deformación;
  • decoloración de varias partes de la planta: venas en las hojas, tallos, hojas, frutos;
  • la formación en los tallos, hojas y frutos de manchas: secas y llorosas, marrones, rojas, blancas, con o sin pubescencia;

  • ausencia, deformación o caída de ovarios y flores;
  • la aparición en las plantas de una red, espuma blanca (similar a la saliva) o depósitos de hollín;
  • secado o marchitamiento de partes de plantas;
  • muerte de plantas ubicadas muy cerca unas de otras.

Todos estos signos pueden indicar que las plantaciones están infectadas con alguna enfermedad o que han sido invadidas por plagas, que tienen muchas fresas. En este punto, es importante descubrir por qué ocurrieron tales cambios. El diagnóstico correcto ayudará a tiempo para salvar el aterrizaje.

Plagas de fresas de jardín.

En la primera etapa de su actividad, ni siquiera se puede sospechar el asentamiento de camas con fresas con plagas. Los insectos pequeños, a veces microscópicos, pueden debilitar en gran medida las plantas, lo que a menudo conduce a su muerte durante el período de invernada. No menos peligrosos son los insectos y el hecho de que a menudo son portadores de enfermedades. Para preservar los arbustos y cultivos de fresa, es importante detectar a tiempo las huellas de sus actividades.

Muy a menudo, las siguientes plagas habitan en las fresas:

Las plagas como las aves y las avispas también pueden causar daños tangibles al plantar fresas. Para distraer al primero, entre las crestas hay platos giratorios con piezas de espejos o papel de aluminio, trinquetes o cuentas rojas rociadas antes de que las bayas maduren. Las avispas son distraídas de las crestas por los bancos con jarabe dulce, colocado a una distancia de las fresas.

Cómo tratar las fresas para enfermedades (video)

Enfermedades de la fresa

Las fresas de jardín se ven afectadas por la podredumbre, las manchas y el marchitamiento causados ​​por hongos y virus. No es difícil ver que las plantas están "enfermas", porque rara vez alguien ignorará el hecho de que las hojas o flores de las fresas son amarillas o están cubiertas de manchas notables de color rojo o marrón. Dichos signos deberían ser una señal de acción: el procesamiento o la eliminación completa de los arbustos de fresa del sitio.

Muy a menudo, las fresas sufren de las siguientes enfermedades:

Falta de elementos químicos.

Los cambios externos en las fresas de jardín también pueden ocurrir con la falta de nutrientes. La inanición en este caso puede expresarse no solo en el retraso del crecimiento en muestras individuales, sino también en un cambio en la forma de las frutas y las hojas, un cambio en su color y comerciabilidad. Muchos residentes de verano no entienden por qué las fresas se vuelven amarillas o rojas, porque el suelo está descontaminado y las camas se tratan regularmente con compuestos especiales de plagas y enfermedades. En la mayoría de los casos, la respuesta es simple: simplemente no tiene suficiente comida.

Descubra lo que necesita para alimentar las fresas, es posible por la apariencia de las plantas:

  • nitrógeno, si las hojas son pálidas y pequeñas, y la fructificación es débil o ausente por completo;
  • fósforo, si las hojas viejas son pequeñas y tienen un tinte rojizo, y el rendimiento ha disminuido;
  • potasio, si las hojas se vuelven rojas a lo largo del borde, en el medio se vuelven azuladas, arrugadas, y las bayas se vuelven más pequeñas y pierden su sabor y aroma;
  • magnesio, si las hojas cambian de color a amarillo, morado o rojo, manteniendo un color verde a lo largo de las venas, y las bayas se vuelven blancas y permanecen pequeñas;
  • boro, si las hojas se vuelven amarillas, las venas en ellas se vuelven rojas, y la floración y la fructificación están ausentes.

Durante el aderezo, no puede violar las recomendaciones establecidas en el envase por el fabricante del fertilizante, ya que un exceso de nutrientes y oligoelementos es tan dañino para las fresas como el hambre.

Evitar problemas: recomendaciones generales

Existen varias reglas que ayudarán a evitar cualquier problema al cultivar fresas:

  1. Rotación de cultivos. Se recomienda que las camas de fresas se transfieran de vez en cuando a un lugar nuevo, y puede regresar a las antiguas después de al menos 4 años. Durante este tiempo, los agentes causantes de las enfermedades de la "fresa" tienen tiempo de morir en el suelo.
  2. Riego oportuno y eliminación del exceso de humedad. El secado excesivo del suelo, así como su sobrehumectación, puede provocar un aumento de hongos u otras enfermedades. Para evitar una u otra, es importante regar las fresas regularmente y hacer camas más o menos altas para que sean arrastradas por el viento cuando la humedad sea alta.
  3. Mantener la fertilidad del suelo. La nutrición adecuada de los arbustos de fresa fortalecerá la resistencia natural de las plantas y aumentará la fuerza de su crecimiento y productividad. Es importante agregar anualmente materia orgánica y apósitos complejos con microelementos a las crestas.
  4. Mantenerse limpio Las malezas y la basura del jardín del año pasado pueden ser una fuente de infección o una casa de plagas. Es importante desde el otoño limpiar a fondo el sitio de malezas y cimas, quemar fragmentos dañados y enviar los sanos a una pila de compost.
  5. Cumplimiento de las normas de aterrizaje. Habiendo arreglado los arbustos de fresa muy de cerca, el residente de verano corre el riesgo de perder todas las plantas, porque entre ellas las enfermedades y las plagas se propagarán más rápido. Además, las camas engrosadas tienen poca ventilación y las plantas carecen de nutrición.

¿Por qué se secan los arbustos de fresa? (Video)

La prevención es un punto muy importante cuando se cultivan fresas en su propia área. Al tomar medidas oportunas para eliminar los riesgos de infección con podredumbre o plagas de plantas, puede salvar por completo tanto a las plantas como al cultivo.

Mira el video: Cultivo de Fresas - Parte 5 - cuidados y enfermedades @cosasdeljardin (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send